Kapptus

Si has llegado hasta este sitio web es debido a que estás interesado en nuestra plataforma de Servicios Kapptus, por lo que creo que debemos contarte un poco más en detalle que es, comencemos.

Cuando pensamos en desarrollar Kapptus simplemente pensamos en una App que permitiese dar respuesta, de forma sencilla, a estas preguntas:

  • ¿Por qué no podemos tenemos la misma experiencia de usuario cuando pagamos en internet que cuando lo hacemos en un comercio tradicional?
  • ¿Te sientes seguro cuando pagas en internet con tus tarjetas de plástico?
  • ¿Te gusta dar tus datos personales continuamente?
  • ¿Por qué no puedo pagar a un amigo con el móvil?

Estas y otras muchas preguntas similares no tenían, hasta la fecha, una solución clara o cuando menos uniforme.

Estudiamos también el mercado y pudimos constatar la existencia de una serie de tendencias muy claras, empezando por una mayor preocupación por la privacidad y la seguridad, no tenemos que olvidar, en lo relativo a la privacidad, casos sonados como la famosas filtraciones de las celebrities o los ataques y fugas de información acontecidas en una importante red de juegos en línea, a todo esto hay que añadir asuntos como el robo de credenciales bancarias, etc.

Adicionalmente existe una necesitad de reducción de comisiones debido a la enorme presión en el precio hacia el usuario final y una emergente nueva realidad de responsabilidad social dinamizada por la crisis económica y la economía colaborativa.

Hagamos unos pocos números relativos a España, donde disponemos de un enorme parque de Smartphone, 23 millones de los que prácticamente la totalidad, unos 22 millones son usuarios activos de los respectivos Market. Somos el cuarto país desarrollado en cuanto a penetración del Smartphone con un 85%, muy cerca del primero, Singapur con un 89%. (Deloitte, May 2014).

El modelo de negocio que claramente domina el mercado es el Freemium, es decir, la App es gratis y la monetización se consigue por lo que se conoce como In App AD (Publicidad) o In App Purchase, pequeñas compras dentro de la aplicación que permiten mejorar la experiencia de usuario con nuevas funcionalidades, eliminación de publicidad, etc.

De los 23 millones de Smartphones que comentábamos anteriormente, la penetración en las edades comprendidas los 18 y los 30 años es un 90%, son los que podemos considerar nativos digitales. Sin embargo, no tenemos que olvidar a los considerados “inmigrantes digitales” entre 30 y 54 años, con un nada despreciable 85% de penetración del Smartphone en 2014.

Podemos concluir que tenemos delante un escenario adecuado que permite dinamizar el comercio avalado por las diferentes tendencias dentro de un nuevo “tipo” de consumidores que hacen de su vida digital el principal motor de su vida física. Hemos comentado las diferentes tendencias relacionadas a los usos y costumbres de la vida digital y la fuerte relación que tenemos pendiente de explotar para desarrollar de nuevos modelos de comercio, nuestro reto, responder a estas necesidades mediante el aumento número de situaciones potenciales de compra lo que permitirá, sin duda, un aumento tanto del número como del rendimiento de las transacciones comerciales.

Según la encuesta de mayo de 2014 efectuada por Deloitte sobre el uso y consumo de móviles en España podemos ver que, después de levantarse y antes de haber transcurrido una hora, el 88% de los encuestados ha consultado el Smartphone, pasado 15 minutos, tenemos el 53%.

La pregunta parece obvia, ¿cómo podemos alinear esta fuerte dependencia del Smartphone con las tendencias que hemos comentado antes y aprovechar este contexto para aumentar el comercio?

Para responder a esta pregunta, es decir, como podemos unir el motor de la vida digital y el motor del comercio, en Kapptus hemos desarrollado Engine One.